Inicio Veterinaria Brucelosis

Brucelosis PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tierra Adentro   
Jueves, 21 de Julio de 2011 16:06

Por: Jorge Rosero Benalcázar, DMVZ, MSc. Epidemiólogo SESA


La Brucelosis es una enfermedad zoonótica de curso crónico, causada por bacterias del género brucella. Es conocida también como Fiebre Ondulante, F. de Malta, F. de Mediterráneo o Enfermedad de Bang, se trasmite por la ingestión de leche y/o derivados contaminados provenientes de animales infectados con la bacteria o por contacto con residuos de abortos, partos, etc. de animales enfermos.

 

Los principales materiales contaminantes pueden ser la leche, carne, orina, estiércol y placenta provenientes de animales enfermos.

 

Etiología:

El agente causal pueden ser diversos tipos de bacterias del género brucella, según la especie animal afectada:

TIPO BRUCELLA

ESPECIE

HOMBRE

Abortus

Bovinos

Sí se afecta

Suis

Porcinos

Mellitensis

Caprinos

Ovis

Ovinos

No se afecta

Canis

Caninos

 

BRUCELLA ABORTUS

Es una de las principales causas de abortos en el ganado bovino, esta bacteria produce una enfermedad transmisible para el ser humano.

 

Pérdidas económicas:
Las principales pérdidas económicas se basan en los síntomas y lesiones que produce la enfermedad:

  • Abortos de vacas, especialmente en el primer tercio de gestación, generalmente acompañados de retención placentaria y endometritis.
  • Infertilidad en los animales afectados.
  • Baja de la producción de leche en los hatos ganaderos.
  • Descarte de animales enfermos.
  • Baja de la productividad del ser humano afectado, como consecuencia a la sintomatología crónica.
  • Costos por cuidados médicos.

 

Susceptibilidad y período de incubación:
Como principales factores que pueden determinar la susceptibilidad a la enfermedad, se  citan los siguientes:

  • Madurez sexual.- Son más susceptibles las hembras y machos que han alcanzado la madurez sexual y entran en la etapa reproductiva.
  • Preñez.- Las hormonas de la gestación tienden a incrementar la actividad patógena de la bacteria.
  • Inmunidad.- Hembras no vacunadas apropiadamente son totalmente susceptibles a la enfermedad.
  • Condición laboral.- Personal de camales, laboratorios, veterinarios de campo y personal involucrado en la actividad ganadera.

El período de incubación es inversamente proporcional a la etapa de desarrollo fetal en el momento de la infección.

 

Síntomas:
La brucella en la vaca preñada puede producir aborto alrededor del último tercio de gestación, también pueden darse casos de partos con mortinatos (ternero muerto), en cualquiera de los dos casos va generalmente acompañado de retención placentaria.

En los toros puede producir orquitis, epididimitis e incluso necrosis testicular lo que puede desencadenar en infertilidad crónica.

En el ser humano generalmente produce un estado crónico de fiebres intermitentes, acompañado de severos daños articulares que pueden desencadenar en parálisis progresivas.

Diagnóstico:

1. Métodos bacteriológicos.- Identificación del agente etiológico a través de cultivos de contenido gástrico o pulmón de fetos abortados, corion placentario o abscesos testiculares o de epidídimo.

Inoculación intraperitoneal en cobayos con exudado uterino o leche proveniente de vacas abortadas o sospechosas de la infección.

2. Métodos serológicos.- Aglutinación lenta en tubo, aglutinación rápida en placa o Ring Test.

 

Tratamiento:
No se conoce tratamiento alguno, por lo que todos los esfuerzos se dirigen a la prevención y control:

  • A los rebaños infectados se toman muestras con intervalos regulares, hasta que se obtengan 2 o 3 pruebas negativas.
  • Los animales nuevos que ingresan deben ser animales provenientes de áreas o hatos libres de la enfermedad.
  • Cuarentena a los animales ingresados menos 30 días y realizar pruebas antes de reunir con los animales nativos.
  • Realizar pruebas serológicas con intervalos regulares a los operarios de camales, ganaderías y veterinarios de campo.

 

Vacunación:
En el mercado existen dos tipos de vacuna para uso en el ganado bovino:

  • Vacuna Cepa 19.- Utilizada desde 1930, se vacuna a todas las hembras comprendidas entre 4 – 8 meses de edad.
  • Vacuna RB 51.- Utilizada desde 1997, no produce falsos positivos cuando se vacuna animales adultos, puede requerir revacunaciones.
Última actualización el Domingo, 16 de Octubre de 2011 20:48
 

Encuéntranos en Facebook:

Síguenos en Twitter:

Auspiciante Destacado

Banner
 
 
Banner

 

 

Licencia Creative Commons
Revista Tierra Adentro por www.revistatierraadentro.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-LicenciarIgual 3.0 Unported

 

 

;