Inicio Veterinaria La Rabia

La Rabia PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tierra Adentro   
Miércoles, 20 de Julio de 2011 21:29
Por: Dr. Roberto Flores - Médico Veterinario Zootecnista (Campo Fértil Ibarra)

Cuando tu mejor amigo se convierte en nuestro peor enemigo es cuando surge la rabia; la rabia es una enfermedad endémica, presente desde muchos siglos en los continentes asiático, americano y europeo afectando mayoritariamente a los países en desarrollo, considerándose un problema de salud pública muy grave.

La rabia es considerada una de las enfermedades más antiguas descritas por el hombre. En nuestras ciudades y pueblos el perro es el principal causante de la persistencia y propagación de esta zoonosis (enfermedad que se transmite al hombre).

La rabia es una enfermedad zoonósica descrita en perros y animales domésticos por Demócrito (500 A.C.) y Aristóteles (1322 A.C.) quien indica que la enfermedad presenta hidrofobia.

Aristóteles, en su reconocida obra “Orgañon” en el año 335 A.C., señalaba que la enfermedad se propagaba por la mordedura de perros rabiosos.

Una de las consideraciones básicas de la enfermedad es que es un virus susceptible a todos los animales de sangre caliente.

 

SUCEPTIBILIDAD:


MUY ALTA

ALTA

MODERADA

BAJA

RESISTENTES

Zorros
Coyotes
Chacales
Lobos
Gatos
Canguros
Ratón Común

Hámster
Zorrillos
Mapaches
Gatos domésticos
Murciélagos
Conejos
Bovinos

Perros
Corderos
Caballos
Cabras
Monos

Zarigüeya

Rana
Tortuga

 

La mordedura y el contacto con las mucosas de un animal infectado son los principales métodos de transmisión, el período de incubación depende de los siguientes factores:

  • Sitio de mordedura o contacto, en relación al sistema nervioso central (cerebro).
  • Cantidad de virus inoculado ( mordeduras graves o leves)
  • Susceptibilidad de la especie animal e individual.

El período de incubación en el humano es de 3 a 8 semanas a partir de la exposición, en el perro de 10 días a 6 meses, en bovinos la rabia transmitida por vampiros tiene un período bastante largo entre 25 a 150 días.

La enfermedad se presenta en dos formas sintomatológicas: La rabia furiosa o clásica y la rabia paralítica o muda, estas son clínicamente distintas, pero con un mismo agente etiológico; en la furiosa predominan las manifestaciones del sistema nervioso y en la muda los paralíticos.

Hasta ahora la encefalitis rábica del hombre ha conducido invariablemente al deceso fatal. Actualmente el tratamiento es específicamente sistemático, en el país no se ha reportado ningún caso de recuperación cuando el paciente ha contraído la enfermedad, por lo que la letalidad sigue siendo del 100%.

El controlar y evitar la rabia no es todo responsabilidad del Estado, sin lugar a dudas la responsabilidad de la ciudadanía es la más importante dentro de esta acción. El Estado se preocupa, a un alto costo, de realizar vacunaciones periódicas de la población canina y de tratar oportunamente a los mordidos para evitar que mueran.

 

PREVENCIÓN:

Este esfuerzo no tiene valor si nosotros no aplicamos dos medidas sencillas.

  • Vacunar al perro todos los años, y
  • No permitir que ambulen por calles y mercados.

“El perro es un miembro mas de nuestra familia”.“Es el mejor amigo del hombre”, sin embargo al contraer rabia puede transmitir y ocasionar la muerte de hijos, padres, abuelos, etc… Llevando dolor y angustia a nuestros hogares.

Última actualización el Domingo, 16 de Octubre de 2011 21:13
 

Encuéntranos en Facebook:

Síguenos en Twitter:

Auspiciante Destacado

Banner
 
 
Banner

 

 

Licencia Creative Commons
Revista Tierra Adentro por www.revistatierraadentro.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-LicenciarIgual 3.0 Unported

 

 

;