Inicio Veterinaria Centro de Manejo de Vida Silvestre “GUAYABILLAS”

Centro de Manejo de Vida Silvestre “GUAYABILLAS” PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tierra Adentro   
Miércoles, 20 de Julio de 2011 17:59

Por: Ing. Anita Benavides


El Centro de Manejo de Vida Silvestre “GUAYABILLAS”, nace como una alternativa  turística para la protección de nuestros recursos naturales, cuyos objetivos sonpromover la conservación principalmente de la flora y fauna de nuestro país, y crear una conciencia ambientalista en los pobladores de las Región Norte.

Este Centro creado con el apoyo del Ministerio del Ambiente, Municipio de Ibarra, y Fundación CACMU, actualmente aloja en sus instalaciones a: una cachorra de león africano(Panthera leo); tigrillas(felis tigrina); caimán (caimán sp), Boas(boa constrictor), puerco sahino( pecari tajacu),monos chorongos, machines, payaso, nocturnos; ardillas, loros, guacamayos, y tortugas de diferentes especies; todos producto del tráfico ilegal de especies, que está siendo controlado por la Unidad de Protección del Medio Ambiente UPMA en el Norte del País.

La Fundación FEPCOFF (Fund. Ecológica para la Protección y Conservación de la Flora y Fauna), es la entidad que administra dicho centro, siendo el objetivo de la misma proveer de espacios más amplios y habitables en comparación a los espacios de los hogares en los que se tienen cautivos a los animales; además de una dieta apropiada y atención veterinaria oportuna.

Con la creación de este Centro de Rescate de animales silvestres, queremos llegar a la población de nuestro país, en especial niños y jóvenes; para educar  y crear en  ellos una conciencia que nos permita valorar y respetar el derecho a la vida que tenemos todos los seres vivos, incluso de aquellos que nos parezcan más feos como por ejemplo las BOAS, que por su apariencia y supersticiones  son despreciadas especialmente por las mujeres, quienes olvidan que estos seres vivos son importantes controladores de poblaciones de roedores y de ahí la necesidad de conservarlas y no optar por matarlas.


Dentro de las especies más amenazadas por el tráfico ilegal, están los loros, monos y tortugas; es decir existe mayor oferta y demanda de éstos, siendo importante recalcar que “SE VENDEN PORQUE HAY QUIEN COMPRE”, y así se incentiva a su cacería, atentando contra la conservación de estas especies.


Si bien es cierto, los loros principalmente y similares (Psitácidos), llegan a acomodarse bastante bien al espacio y dietas a las que son sometidos en los hogares que los tienen cautivos, que generalmente consiste en una jaula de 1m de largo x 1 de ancho y 1 de alto, en el mejor de los casos, con una lata  de atún vacía para la comida y otra igual para el agua; olvidándose así de ciertas necesidades básicas como lo es el baño en lugares amplios y con agua fresca; sin embargo, hay que tomar en cuenta, que son especies que difícilmente se reproducen en cautiverio, por lo que al comprarlas, se está atentando contra su conservación y llevando a la extinción de la misma.


Por otro lado, especies como monos, tortugas y otras, son especies que no llegan a acomodarse a estas dietas y espacios hogareños. Además requieren de mayores atenciones, por lo que generalmente son donados a otras personas o en último de los casos, son llevados a zoológicos o centros de rescate, ya sea porque: no comen, son traviesos, se han vuelto agresivos o como ya crecieron, no tienen espacio suficiente, ni tiempo para atenderlos y prefieren entregarlos e incluso optan por mecanismos que atentan contra la vida de éstos animales, es decir los ”envenenan”, y así acaban con el problema.


¡No destruyamos nuestra riqueza faunística!, recordemos que ningún animalito de éstos nos pide que lo compremos, no incentivemos el tráfico ilegal, apoyándolo con la compra. Además es necesario tomar en cuenta, que los animalitos que se ofertan en el mercado negro, son crías menores a los 2 meses de edad, lo que significa que para cogerlos ha sido necesario sacrificar a sus madres, e incluso a manadas y destruir el hábitat natural de éstos, sin tomar conciencia de, que al igual que el ser humano, aún dependen del calor y cuidados de sus progenitores para sobrevivir; exponiéndolos a riesgos por cambios de clima, desconocimiento de dietas e incluso al maltrato de niños pequeños; pues el tener un animalito de vida silvestre como mascota no es más que una ¡NOVELERÍA!


¡PROTEJAMOS LA NATURALEZA!
¡NO COMPRES ANIMALES SILVESTRES!

 

 

Última actualización el Domingo, 16 de Octubre de 2011 21:17
 

Encuéntranos en Facebook:

Síguenos en Twitter:

Auspiciante Destacado

Banner
 
 
Banner

 

 

Licencia Creative Commons
Revista Tierra Adentro por www.revistatierraadentro.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-LicenciarIgual 3.0 Unported

 

 

;