Inicio Veterinaria Zoonosis III

Zoonosis III PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tierra Adentro   
Miércoles, 09 de Noviembre de 2011 11:06

Por: Dr. Milton Lara -  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


TOXOPLASMOSIS:

La toxoplasmosis es la enfermedad producida por la infección con toxoplasma gondii, puede afectar a la mayoría de los animales de sangre caliente incluido el hombre, pero su único hospedero intermediario es el gato.

La infección se produce cuando el gato ingiere carne contaminada con quistes del agente (bradizoitos), principalmente al cazar aves o roedores, continuando el ciclo biológico hasta la formación y expulsión de ooquistes en las heces del gato, estadio que se hace infectante al esporular luego de 24 horas de exposición al medio.

La mayor parte de los animales infectados cursan la enfermedad de manera asintomática (es decir que no presentan síntomas), sin embargo algunos pueden desarrollar cuadros sintomáticos inespecíficos con letargos, anorexia, diarreas, neumonía y hemorragia retiniana.

Los gatos infectados y en fase aguda solo expulsarán ooquistes durante una o dos semanas y de forma normal tienen un solo episodio de excreción en su vida.

La serología negativa indica ausencia de exposición, un resultado positivo indica que el gato probablemente haya excretado ooquistes en el pasado y por ello tiene menor posibilidad de ser un excretor futuro que un seropositivo.

El uso de alimentos felinos comerciales es una buena profilaxis así como la esterilización, que evita el vagar de los gatos y disminuye los hábitos de cacería.

En el caso del hombre, además de la fuente de infección primaria, que son las heces del gato como huésped definitivo, la infección puede provenir de otros animales domésticos o silvestres como perros, conejos, cerdos, ratas, ratones, ganado vacuno, palomas y otras aves domésticas. Otras fuentes de infección son la leche de cabra, huevos crudos, insectos como la mosca y la cucaracha que pueden cargar los ooquistes desde las heces de los gatos, la ingestión de vegetales sin lavar o la manipulación de estos alimentos por contaminación de las manos, utensilios de cocina, etc.

La transmisión de la toxoplasmosis se puede prevenir evitando comer carne sin cocerla bien, manipular las heces de gatos que tengan contacto con ratones, ratas u otros animales infectados (es decir, no todos los gatos son sujetos de riesgo).

La toxoplasmosis puede afectar gravemente al feto, por lo que se recomienda, en especial a las mujeres embarazadas, el no manejar las cajas de arena de los gatos o encargarse de su limpieza, no consumir carne cruda o mal cocida, lo que incluye embutidos.

El desconocimiento del ciclo biológico de T. gondii a hecho que se satanice a su hospedero y en muchos casos se recomiende por parte de algunos profesionales de la medicina la eliminación de los gatos que conviven como mascotas de mujeres embarazadas o niños lo cual es técnicamente injustificado.

Encuéntranos en Facebook en: http://www.facebook.com/RevistaTierraAdentro



Última actualización el Sábado, 19 de Marzo de 2016 20:24
 

Encuéntranos en Facebook:

Síguenos en Twitter:

Auspiciante Destacado

Banner
 
 
Banner

 

 

Licencia Creative Commons
Revista Tierra Adentro por www.revistatierraadentro.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-LicenciarIgual 3.0 Unported

 

 

;