Inicio Ganadería Cuyicultura Hoy

Cuyicultura Hoy PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tierra Adentro   
Jueves, 21 de Julio de 2011 16:48
Por: Ing. Agrónomo Roberto Moncayo G. (Criadero AUQUICUY)

El cuy se ha criado en forma doméstica desde hace mas de 2000 años y era la fuente principal y casi única de proteínas de los aborígenes que poblaban el altiplano andino.

La conquista y la colonia relegaron esta especie dando mayor importancia a las especies introducidas como el cerdo, los bovinos, ovinos, caprinos y gallinas; los aborígenes, en cambio, mantuvieron esta especie en la que apreciaban su valor nutritivo y la importancia en su cultura y medicina.

Esta crianza restringida durante mas de 400 años propicio el desmejoramiento de la especie por mal manejo y selección negativa.

En el año 1960, dos profesores de la U.D.E Molina, Luna de la Fuente y Ángel Moreno iniciaron un proceso de rescate de esta especie y de búsqueda de una nueva tecnología de crianza tecnificada. La principal innovación fue el sistema de crianza en colonias, que era la forma tradicional que se manejaba hasta ese entonces.

El sistema en pozas permite agrupar a los animales por edad, sexo y condición fisiológica y mantener un mejor control en los procesos de reproducción y recría. Este sistema es pues la base de la crianza del cuy tecnificada tal como se la conoce actualmente.

Discípulos de Luna de Fuente y Ángel Moreno, Lilia Chauca y Marco Zaldivar continuaron con el trabajo investigativo en el INIAP; éste programa se mantiene hasta la actualidad bajo el liderazgo de Lilia Chauca y es reconocido como el de programa líder de investigación en cuyes y el referente de la especie a nivel internacional.

A mediados de la década de los 70,en la Universidad del Centro del Perú, en Huancayo, el Ing. Luis Aliaga inicia investigaciones sobre esta especie, generando gran cantidad de importante tecnología básica de manejo y de mejoramiento. Luego del retiro del Ing. Luis Aliaga de la Universidad del Centro, este programa prácticamente desapareció a mediados de los 90's.

En 1976 el Ing. Alberto Caycedo, en la Universidad de Nariño, inicia la investigación y generación de tecnología; este especialista en nutrición, aporta importantes resultados sobre los requerimientos de la especie y sobre alimentación y nutrición, bajo su liderazgo se crea un equipo multidisciplinario que desarrollo investigaciones en todas las áreas de crianza de cuyes.

Luego de su retiro en 1998, el programa de investigaciones perdió fuerzas aunque sigue generando investigación en la especie.

En 1978 se inicia el programa de cuyes en la ESPOCH, Riobamba. Inicialmente bajo el liderazgo del Dr. Eduardo Uzcátegui comenzó con importantes investigaciones que lamentablemente, luego de su retiro en 1983, no se continuaron en forma coordinada.

En 1979 se inicia en Ecuador el criadero Auquicuy a mi cargo, aunque no es un centro de investigación pura, se mantiene hasta la actualidad generando y validando tecnología adaptada a nuestro medio.

En 1980, en la Universidad Mayor de San Simón en Cochabamba en Bolivia se inicia el programa de mejoramiento del cuy, MEJOCUY, la Ingeniera Elizabeth Rico, quien comenzó como investigadora del proyecto, hoy lo dirige y ha generado importante tecnología sobre todo centrada en el rescate del cuy nativo Boliviano.

Si bien la mayor cantidad de investigaciones se han generado en Perú ,también en Colombia, Bolivia y Ecuador se ha generado y adaptado tecnología.

De todo este esfuerzo de investigación en genética, nutrición, fisiología, sanidad etc. Hoy se tiene un paquete tecnológico básico para la crianza y mejoramiento del cuy.

En nuestro país, la Universidad Central del Ecuador, la ESPOCH, el IASA, el INIAP en Cuenca, la Universidad de Loja, el MAG a través de diferentes programas, son algunas instituciones que realizan investigaciones, aunque estas no están coordinadas y se pierde mucho esfuerzo y recursos repitiendo investigaciones ya realizadas o investigando aspectos que no tienen utilidad práctica.

Se ha puesto de moda la realización de tesis sobre la crianza de cuyes por el bajo costo, rapidez y facilidad que brinda la especie, aunque la mayoría de ellas carece de valor práctico y económicos.

Desde comienzos de los años 90's varias instituciones del estado y ONG’s comenzaron a incentivar la crianza de cuyes para mejorar los ingresos y la alimentación de los campesinos.

La mayoría de estos proyectos tuvieron resultados satisfactorios por la aceptación de los beneficiados de estos programas por ser los cuyes una especie que estaban acostumbrados a criar, la aceptación de consumo, la facilidad de crianza.

A mediados de la década de los 90's se inicia en el país un boom de crianza de cuyes, éste crece a partir del año 1999 en que la crisis económica y la desconfianza en el sistema bancario impulsa sobre todo a pequeños inversionistas a buscar un negocio que pueda ser rentable.

Aparecen entonces promotores de crianza de conejos de pelo, chinchillas, alpacas, caracoles, cuyes, avestruces, codornices, babaco etc.. Todos los promotores promocionan sus ideas como generadores de altos ingresos y la promesa de volver ricos en poco tiempo a quienes incursionen en ellos.

Muchas de estas ideas han terminado en la quiebra de los inversores y algunos solo se mantienen en pequeña escala.

Como el negocio de estos promotores es obtener dinero por dictar el curso, en el caso de los cuyes mercadean la crianza de cuyes como la varita mágica para la riqueza inmediata.

Lamentablemente en estos cursos se da información básica, distorsionada, y con un panorama irreal sobre la producción y comercialización del cuy, sobre todo creando expectativa en la exportación de carne de cuy.

Varias personas que iniciaron sus criaderos con solo la información recibida en este tipo de curso, al poco tiempo ven una realidad diferente y terminan cerrando su negocio o replanteando totalmente su proyecto en base a información mas real.

Cabe indicar que también hay organizaciones que agrupan a pequeños productores y que se preocupan por mejorar su tecnología y apoyarlos en la comercialización, Cuisinor y Sedal son ejemplos de ello.

La realidad actual es que la crianza de cuyes en el Ecuador se ha incrementado considerablemente sobre todo en base al esfuerzo de pequeños y medianos productores, sin embargo, estos se enfrentan a varios desafíos:

  • El primero es el adoptar una tecnología básica que les permita producir cuyes de calidad, mejorando: la alimentación, la infraestructura, la genética, el manejo y la sanidad es primordial.
  • El segundo es enfrentar los desafíos del mercado; al crecer en forma mas rápida la oferta que la demanda, los precios del cuy han tendido a la baja y los productores se ven avocados a vender sus cuyes por lo que le pagan los comerciantes, con poca o ninguna ganancia. Como la mayoría de pequeños productores no lleva costos de producción no pueden determinar el costo de venta de sus productos y muchas veces los venden bajo el costo de producción.

Antes de decidirse por la crianza de cuyes se debe tener un mercado seguro y no producir por producir y luego ver donde se va a vender.

Existe la expectativa de la exportación de carne de cuy. En la actualidad se realizan pequeñas exportaciones, algunas legales y otras irregulares. La posibilidad de exportar masivamente carne de cuy todavía es una ilusión.

Falta de investigación de mercado en potenciales compradores masivos como Japón o Corea, la falta de calidad y cantidad en caso de que esta potencial demanda se presente hacen que vea como una posibilidad remota a mediano plazo.

El resolver el problema de calidad, uniformidad, cantidad y continuidad y vencer las restricciones sanitarias y de bio-terrorismo permitirían un comercio fluido hacia USA y la Unión Europea, básicamente para satisfacer la demanda a los inmigrantes andinos en estos países.

La demanda a nivel nacional ha crecido en los últimos años y podría seguir creciendo si se ofertan en el mercado cuyes de mayor calidad y se adoptan técnicas de mercadeo que hagan sustentables y creciente este mercado.

Un importante desafió es el problema sanitario. La yersinia, salmonella y colibacilosis son amenazas permanentes para la especie. No existe sin embargo ninguna institución que afronte estos problemas, y no es posible hacerlo a nivel personal.

Este aumento en la producción de cuyes ha creado sin embargo beneficios para la especie, hasta hace menos de 5 años, prácticamente no existían en el mercado alimentos, medicamentos, suplementos ni asistencia de técnica especializada en cuyes, hoy existen casas comerciales que han comenzado a desarrollar productos específicos para la especie o a desarrollar algunos existentes para uso en cuyes.

El negocio de la crianza de cuyes es en la actualidad igual que cualquier otro. Nadie se va hacer rico de la noche a la mañana criando cuyes. Se puede tener éxito en ella si se utiliza la tecnología existente adaptada a su medio particular y se produce cuyes de mayor calidad, si se optimizan los costos de producción, si se comercializa en forma eficiente y se asume el sacrificio de dedicarse a una explotación que requiere cuidados diarios.

 

Encuéntranos en Facebook en: http://www.facebook.com/RevistaTierraAdentro


Última actualización el Domingo, 11 de Diciembre de 2011 13:23
 

Encuéntranos en Facebook:

Síguenos en Twitter:

Auspiciante Destacado

Banner
 
 
Banner

 

 

Licencia Creative Commons
Revista Tierra Adentro por www.revistatierraadentro.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-LicenciarIgual 3.0 Unported

 

 

;