Inicio Ganadería Si Cuidamos Nuestro Ganado Nos Estamos Cuidando Nuestra Salud

Si Cuidamos Nuestro Ganado Nos Estamos Cuidando Nuestra Salud PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tierra Adentro   
Miércoles, 30 de Noviembre de 2011 20:31

Por: Dr. Fausto Andrade Posso - Médico Veterinario - CONEFA


¿Porqué estamos empeñados en erradicar y controlar las enfermedades? Es una pregunta que nos hacemos los productores y consumidores de productos y subproductos de origen animal.

El riesgo al que todos estamos expuestos cuando consumimos productos crudos y elaborados sin tomar las medidas sanitarias, es muy grande, si tomamos en cuenta que los virus y bacterias están siempre disponibles para atacar en cualquier momento.

Consientes de que nos encontramos frente a un problema de salud pública y con el fin de ofrecer a las plantas procesadoras de leche y al consumidor final productos garantizados, estamos llevando a delante un plan de control y erradicación de enfermedades como la FIEBRE AFTOSA, BRUCELOSIS Y PARATUBERCULOSIS.  Para comprender un poco mas revisemos rápidamente el origen, los síntomas y las consecuencias que nos pueden traer el consumo de alimentos que no estén libres de estas enfermedades, técnicamente conocidas como ZOONOSICAS.

Esperamos que a corto plazo podamos tener orgullosamente hatos libres de estas enfermedades y tener mas oportunidades de incrementar el consumo interno y ser exportadores de alimentos de origen animal. Enfoquemos las consecuencias en la salud animal y especialmente en el ser humano.

 

LA FIEBRE AFTOSA

Es una enfermedad producida por virus ARN del subtipo Rinovirus grupo Picornavirus. El agente etiológico está dotado de una gran plasticidad antigénica y tiene tendencia a mutaciones que dan origen a nuevos subtipos. Se conocen 7 tipos y 64 subtipos, estos son: tipo A (con 32 subtipos), tipo O (con 11subtipos), tipo C (con 5 subtipos), SAT1 (con 7 subtipos), SAT2 (con3 subtipos) SAT3 ( con 4 subtipos) y ASIA1 (con 2 subtipos)

Ocurrencia en los animales

La fiebre aftosa es una enfermedad de los animales biungulados (doble pezuña) principalmente bovinos, ovinos, caprinos y porcinos. Hay cepas de virus aftoso que tienen una gran afinidad por una espacie animal ya que se conocen casos en los que se han afectado cerdos si afectar a los bovinos y otras especies.

Es una enfermedad de gran importancia económica por su rápida difusión, su alta morvilidad, las pérdidas causadas en la producción y los problemas que causa en la comercialización de ganado, productos y subproductos.

El tiempo de incubación es de 2 a 4 días. Una vez ingresado el virus, especialmente en el epitelio respiratorio superior y faringe, se multiplica en el sitio, dando lugar a una apta primaria que clínicamente pasa desapercibida, luego invade la circulación sanguínea ocasionando el primer síntoma visible “la fiebre”; este período no dura mas de uno o dos días y aparecen las vesículas secundarias en la boca, morro, espacios interdigitales, rodete coronario del pié y en muchas ocasiones en los pezones, mamas y otros espacios de piel fina. También son signos prominentes la anorexia, el retardo en la rumia, chasquidos bucales y la intensa sialorrea (babeo intenso), la afectación de los rodetes coronarios terminan en intensas cojeras y en ocasiones puede desprenderse el casco, como consecuencia de estas ulceraciones el animal se alimenta mal, pierde peso y la producción de leche se reduce drásticamente, esta sintomatología puede durar de una a dos semanas, las afecciones secundarias son las mas complicadas por la presencia de infecciones bacterianas.

La enfermedad en el hombre

Ventajosamente la enfermedad en el hombre es muy rara, ya que es poco susceptible al virus aftoso si se considera la alta incidencia que en muchos países tiene la enfermedad en los animales domésticos y las oportunidades de exposición en laboratorios y en el campo; de todas maneras en el caso de presentarse en el hombre se podría decir que es una enfermedad benigna.

El período de incubación es de 2 a 4 días pudiendo extenderse hasta 8, tiene una fase inicial en la que se observa fiebre, cefalalgia, anorexia y taquicardia, la vesícula primaria se presenta en el sitio de ingreso del virus (herida en la piel, mucosa bucal) seguida por la generalización de las aftas secundarias en la boca, pies y manos, cuando no existe una complicación bacteriana los síntomas pueden desaparecer en unas dos o tres semanas.

Fuente de infección y de transmisión

Un animal infectado elimina el virus por todas las secreciones y excreciones, la época de mayor eliminación es de 3 a 5 días después de la infección, grandes cantidades de virus se eliminan por la salivación y los líquidos de las vesículas que rompen dejando una alta contaminación del medio ambiente, también pueden eliminarse en pequeñas cantidades por la orina y las heces; el virus puede replicarse en la glándula mamaria, pudiendo encontrarse títulos altos en la leche. El semen de animales infectados contiene virus lo que podría ser una fuente de infección en la inseminación artificial.

La transmisión puede ser directa o indirecta. La forma directa juega un papel importante en las áreas endémicas, pudiendo transmitirse por aerosoles, agua de bebida, y pastos contaminados, en la forma indirecta los vehículos pueden llevar la infección de un lado a otro. El hombre puede convertirse en un vector principal (por su ocupación de visitar varias fincas), los perros pueden diseminar la enfermedad cuado llevan residuos de animales enfermos de un lado a otro. La carne, leche, cueros y desperdicios pueden dar origen a brotes en lugares distantes. Los cerdos intervienen frecuentemente en el inicio del brote. El hombre se infecta por contacto con animales enfermos, manipulación de de material infeccioso, heridas o abrasiones en la piel o ingestión de leche. No se han comprobado casos de infección por consumir carne o productos cárnicos.

Control

  • Los programas de control consiste en la vacunación sistemática en bovinos dos veces al año,
  • Control de la movilización de ganado,
  • Desinfección de equipos, materiales y vehículos.

La prevención de la enfermedad en el hombre

  • Control de la enfermedad en los animales domésticos,
  • Proteger las heridas cuando se manipule animales o materiales contaminados,
  • No consumir leche y productos lácteos sin pasteurizar.

 

LA BRUCELOSIS

La brucelosis humana es una enfermedad zoonósica que se presenta en Latinoamérica, países mediterráneos y de Arabia. En la mayoría de los casos esta enfermedad está vinculada a la exposición ocupacional a Brucela Abortus. Los mas afectados son las personas o técnicos que manipulan fetos o residuos placentarios de animales enfermos y ocasionalmente personal de laboratorio.

Todas las personas están expuestas a contraer la enfermedad, especialmente si se consume leche cruda y productos elaborados con este tipo de leche (sin pasteurizar), provenientes de animales infectados. El agente causal de este tipo de infección es la Brucela Melitensis.

Las manifestaciones clínicas se pueden se pueden clasificar en tres grupos: Brucelosis aguda, subaguda y crónica.

BRUCELOSIS AGUDA

Se presenta acompañada de fiebre alta, generalmente vespertina, con malestar general, dolores de cabeza, sudoración, artralgias, estreñimiento, dolor de espalda, pérdida constante de peso, se puede detectar hepatitis granulo matosa, desordenes hematológicos, problemas articulares (artritis).

BRUCELOSIS SUBAGUDA

Se conoce también como fiebre ondulante o fiebre de malta, es una forma típica de áreas endémicas, se presenta con fiebre alta y baja, con problemas articulares, alteraciones hematológicas y daños hepáticos.

BRUCELOSIS CRÓNICA

La brucelosis crónica se presenta un cuadro un cuadro afebril con mialgia, depresión, fatiga, artralgias, impotencia sexual especialmente en el hombre. El diagnóstico de la enfermedad en hombre es muy difícil ya que puede confundirse por la sintomatología con la salmonelosis, fiebre tifoidea, tuberculosis y leptospirosis.

 

CONTROL Y PREVENCIÓN

  • La única forma de controlar esta enfermedad es realizando programas de vacunación a las terneras jóvenes (de 4 a 10 meses de edad), eliminando del hato animales serológicamente positivos.
  • No consumir leche ni productos elaborados con leche cruda (sin pasterizar).
  • Tener precaución cuando se manipule fetos abortados, líquidos y residuos placentarios, protegiendo heridas y mucosas.
  • Desinfectar las áreas en donde se han alojado los animales enfermos.
  • No consumir agua contaminada.

 

PARATUBERCULOSIS O ENFERMEDAD DE JOHNE

La Paratuberculosis es una enteritis infecciosa crónica granulomatosa. Es una enfermedad irreversible, progresiva y fatal, que comienza afectando al ileon posteriormente continua con el intestino delgado y finalmente termina en el intestino grueso. Afecta a los rumiantes domésticos y salvajes auque si se ha encontrado en otras especies. Es mas frecuente en el vacuno de leche en especial cuando las condiciones sanitarias de manejo no son las adecuadas.

El agente causal es el Mycobacterium Avium subespecie Paratuberculosis, MAP que anteriormente se lo conocía como Mycobacterium Paratuberculosis,.

Los signos clínicos son diarrea crónica intermitente con adelgazamiento progresivo, aunque el animal mantiene su apetito. El reservorio de MAP son los animales infectados tengan síntomas o no, que excretan la bacteria por las heces, en el caso de vacas en lactancia la bacteria se elimina por el calostro y por la leche. Aún cuando la infección puede afectar a los animales muy jóvenes, los síntomas no se presentaran sino hasta después de 18 a 24 meses ya que el período de incubación es largo.

 

POSIBLE RELACIÓN DEL MAP CON LA ENFERMEDAD DE CROHN

La posibilidad de que la Paratuberculosis pueda ser una zoonosis, ha provocado que la importancia de esta enfermedad haya aumentado en los últimos años. Lo que además justifica la necesidad de implantar de control y vigilancia epidemiológica.

La enfermedad de CRHON es una enfermedad crónica granulomatosa, que afecta al intestino delgado y grueso del humano. Normalmente afecta a personas jóvenes, de 20 a 35 años, y provoca síntomas de diarrea crónica, dolor abdominal, pérdida de peso progresivo, debilitamiento, artritis, lesiones en boca, ojos y piel y sobre todo pérdida de la calidad de vida.

En la actualidad esta generando polémica el echo de que la transmisión del MAP a las personas puede ser a través de alimentos como la leche y la carne. Parece ser que el tratamiento de pasteurización de la leche y el cocimiento de la carne no es suficiente para destruir la bacteria. Por otro lado es posible que la carne pueda ser contaminada en los mataderos sin control durante su procesamiento, aunque en las fases terminales de la enfermedad el estado caquéctico del animal (extremadamente flacos), hace que la carne no sea apta para el consumo humano, en estos casos la diseminación de la bacteria es progresiva y constante. Otra de las fuentes de contagio para el hombre puede ser el agua de bebida contaminada ya que los tratamientos de purificación y cloración no son capases de destruir el MAP.

Con la publicación de este artículo no estamos sembrando el miedo de consumir productos de origen animal, sino que tratamos de hacer conciencia en los pequeños, medianos y grandes productores ganaderos, para que apoyen y participen en las campañas de control y erradicación que se están realizando conjuntamente con las empresas de procesamiento de leche y así ofrecer al consumidor un producto que realmente sea seguro y nutritivo.


Encuéntranos en Facebook en: http://www.facebook.com/RevistaTierraAdentro

 

Última actualización el Domingo, 11 de Diciembre de 2011 12:53
 

Encuéntranos en Facebook:

Síguenos en Twitter:

Auspiciante Destacado

Banner
 
 
Banner

 

 

Licencia Creative Commons
Revista Tierra Adentro por www.revistatierraadentro.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-LicenciarIgual 3.0 Unported

 

 

;