Inicio Ecología El Árbol

El Árbol PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tierra Adentro   
Miércoles, 20 de Julio de 2011 22:25

Por: Msc. Jacinto Villota M.


El árbol desde épocas inmemorables ha sido considerado como un ser divino, un Dios, una amuleto o simplemente como un ser que armoniza y da belleza a todas las cosas en la tierra, y por su forma rasga el cielo y entra en contacto con las divinidades.

Las civilizaciones pasadas creían además que antes de morir una persona debian sembrar un árbol, ya que su espíritu se posesionaba de él para vigilar y dar protección a los suyos.

 

Durante todo el transcurso de la vida, siempre ha existido el hombre que ha divinizado, admirado y honrado al árbol, como un ser que regula sus cosechas, purifica el medio ambiente, da y crea vida a su alrededor protegiendo el suelo, el agua, la flora y la fauna de su entorno.

Se ha comprobado que los asentamientos poblacionales de las civilizaciones antiguas y modernas, tienen una clara visón del árbol como eje fundamental para su subsistencia. Esta realidad también tiene efectos contradictorios como se puede observar en grandes planicies desérticas habitadas por el hombre, con la consecuente pérdida de miles de vidas vegetales y animales que desaparecieron o emigraron en busca de nuevas tierras fértiles.

Por esta razón y pro muchas más, diremos que el árbol gracias a los estudios y avances científicos y tecnológicos, es el elemento fundamental en el desarrollo de la vida y en la conservación del medio ambiente, razones por las que modernamente se haya creado la cultura del árbol, manifestada en acciones de ONGs. , fundaciones Nacionales e Internacionales y de Gobierno de todos los países, que se han interesado en forestar y reforestar las grandes extensiones que han sido taladas por el hombre.

Además cabe mencionar que el árbol esta dentro de la escala de las especies vegetales superiores, con la capacidad de receptar en grandes cantidades el anhídrido carbónico (CO ), y transformarlo en oxígeno beneficioso para la vida, en madera para la construcción y la industria, en leña y carbón como fuente de energía, y alimento para el hombre y animales. Del árbol se obtienen innumerables productos químicos y derivados para múltiples aplicaciones en bien de la salud humana, de las mismas plantas y de la vida de los animales.

Otras bondades del árbol son el mejoramiento del suelo con nutrientes, control de erosión y la conservación de las vertientes y cuencas de agua.

Siempre el hombre ha dado importancia al uso del árbol y otras plantas en la formación de cortinas rompevientos, mejoramiento de pastizales, fijadoras de nitrógeno y otros elementos, forrajeras, y de muchos más beneficios, convirtiéndose así en el pilar fundamental del equilibrio y subsistencia de la vida en nuestro planeta. El árbol embellece, da vida y colorido a nuestro paisaje. Sin precensia del árbol, todos los horizontes y confines de nuestro planeta serían inhabitables y desérticos.

En fin, los beneficios son innumerables, pero el hombre lamentablemente con una mentalidad economiscista y de beneficio inmediato, está destruyendo todo este sistema armónico de vida y encaminando su accionar a la degradación ambiental con la exterminación y destrucción de las grandes masa boscosas de árboles primarios de los andes y de la parte húmeda tropical que son la fuente primigenia de vida.

 

Última actualización el Lunes, 17 de Octubre de 2011 12:56
 

Encuéntranos en Facebook:

Síguenos en Twitter:

Auspiciante Destacado

Banner
 
 
Banner

 

 

Licencia Creative Commons
Revista Tierra Adentro por www.revistatierraadentro.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-LicenciarIgual 3.0 Unported

 

 

;