Inicio Avicultura La Psitacosis

Artículos Relacionados


La Psitacosis PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tierra Adentro   
Miércoles, 20 de Julio de 2011 22:53

Por: Ing. Anita Benavides


La psitacosis es una enfermedad trasnmitida por los psitácidos que viven en malas condiciones de higiene y reducido espacio.

Si eres amante de los psitácidos, es decir loros, pericos, guacamayos, papagayos y similares; pon mucha atención a la siguiente nota, porque como tú, muchas personas tal vez ignoran que los animales silvestres en su propio hábitat NO viven estresados, por lo que muchos NO tienen enfermedades.

En casos de tener enfermedades, es necesario de ciertos vectores (transmisores), que generalmente son los insectos para contagiar al hombre.

Es así, que cuando el ser humano caza animales silvestres, para llevarlos cautivos, éstos empiezan a estresarse y pueden predisponerse para morir, o simplemente se activan enfermedades de las que son portadores pero no les afecta hasta que llegan a un grado extremo de estrés; tal es el caso de las aves ornamentales más demandadas como mascotas:  loros y guacamayos principalmente, por su particularidad de imitar palabras; que por cierto no lo hacen porque son muy inteligentes, sino porque es tan grande su estado de estrés y soledad que les conlleva a imitar palabras para poder sentirse comprendido y “comunicarse” con lo que ellos piensan son su “bandada”.

 

HISTORIA

De acuerdo a los estudios del Dr. Omar Gómez   (Internet Artículos Médicos)  En 1879, Ritter, un médico suizo describió 7 casos de neumonía poco usual, ocurridas después del contacto con pájaros tropicales. Morange en 1894 comprobó que el loro era vector, y dio a la enfermedad el nombre de psitacosis según la palabra griega “psitakos” (loro). Durante los años 1929/1930 hubo una gran epidemia de neumonía: se difundió por toda Europa, América y Asia, después del envío de loros infectados de Sudamérica y permitió observar en forma más clara que la psitacosis era causa de enfermedad humana. Por los estudios de Bedson y Col, en l930 se comprobó que el agente causal era filtrable. Estudios posteriores han demostrado que más especies de pájaros pueden albergar el germen, y se ha documentado su distribución en todo el mundo.

 

BACTERIAS CAUSALES

La psitacosis es una enfermedad infecciosa causada por un parásito del género Clamidia, que son parásitos intracelulares, que no tienen movilidad.

Se conocen 3 especies del género Chlamidia: C. psittaci: causante de la psitacosis, C. pneumoniae: que produce neumonía, y C. trachomatis: que incluyen 15 serotipos y produce numerosas enfermedades, tales como tracoma,    conjuntivits, linfogranuloma venéreo y otras enfermedades de transmisión sexual.

La psitacosis es una enfermedad  infecciosa de tipo neumónico, atípica, originada por el C. Psittaci, y puede ser transmitida al hombre por distintos pájaros. Con más frecuencia se cita a los loros y cotorras, aunque también pueden ser contagiadas por aves de corral, palomas, canarios, y por pájaros marinos como los petreles y gaviotas.

Los pájaros infectados pueden estar completamente asintomáticos o experimentar una rápida enfermedad mortal. En general es habitual que presenten falta de apetito, diarrea y tengan el  plumaje rizado. Los animales excretan clamidias en sus deyecciones, por lo que no es necesario el contacto directo o prolongado con ellos, para adquirir la enfermedad.

 

VIAS DE CONTAGIO

En el hombre, se produce por la inhalación de polvo de los excrementos, o de las plumas de los pájaros infectados, o por picaduras producidas por los mismos  en especial al personal que se dedica al cuidado de los mismos.  Además, es posible la transmisión de la enfermedad en forma accidental al personal de laboratorio que trabajan con material contaminado por chlamidia psittaci.  El contagio hombre a hombre es posible, a través de la saliva.

 

SINTOMATOLOGIA

La psitacosis es una enfermedad sistémica, aunque el pulmón es el órgano afectado con mayor frecuencia.     El período de incubación  que se extiende desde el contagio hasta la fase bacteriemia dura entre 1 y 2 semanas. El inicio puede ser insidioso o abrupto y los síntomas iniciales son similares al de un cuadro gripal con fiebre, escalofríos, falta de apetito, dolores articulares y musculares, acompaña a veces con disminución relativa de la frecuencia cardiaca.

Una vez dentro del organismo, al que ingresa por el aparato respiratorio,  la clamidia se disemina por el hígado y el bazo donde se multiplica. De nuevo en la sangre se localiza en el pulmón y otros órganos. En ocasiones es factible observar una roséola similar a la de la fiebre tifoidea (manchas de Horder).  De manera simultánea es posible constatar tos seca o a veces  acompañada por secreciones muco purulentas acompañada por hilos de sangre. Durante la segunda semana se pone de manifiesto aumento de la frecuencia respiratoria y el cuadro radiológico pulmonar puede mostrar exudados alveolares localizados, lobulares o segmentarios, y en los casos más agudos es posible observar cuadros de neumonía con consolidación franca del tejido pulmonar e infecciones pulmonares purulentas secundarias. Cuando no existen complicaciones, en general la enfermedad evoluciona en 30 a 40 días.

 

TRATAMIENTO

Para el tratamiento de la enfermedad se emplean tetraciclina, macrólidos y algunas fluorquinolonas.  Cuanto más precoz es el  inicio  del tratamiento antibiótico mejores resultados se obtienen con el mismo.  La duración de la enfermedad es variable, dependiendo de la característica de los pacientes en cuanto a su grado de resistencia, y cantidad de bacilos que dieron origen al contagio.

 

PROFILAXIS

Efectuar el exhaustivo control de los pájaros en los criaderos (palomas, pájaros, aves, etc.). El control del estado sanitario de pájaros  importados debe incluir una cuarentena de los mismos  con un ciclo obligatorio de 45 días de alimentación  tratada con tetraciclina, que suelen eliminar los gérmenes  responsables de la sangre  y heces de los mismos. No obstante la medicación no logra la erradicación de la Clamidia en todos los animales.

Se debe aislar en forma estricta al paciente en el que se sospecha la enfermedad desde el punto de vista epidemiológico para evitar la exposición  de quienes lo rodean o atienden al paciente.

Es pues un motivo muy importante para que el Centro de Manejo de Vida Silvestre “Guayabillas”, a través de éste medio de comunicación muy acogido por el público, de a conocer la siguiente información con la finalidad de concienciar a la población en general, de la existencia de enfermedades zoonósicas que afectan a los humanos y a la vez sirva para frenar el trafico de éstas especies, ya que son muy demandadas por las personas para mascotas, especialmente niños.

El aseo y manejo debe ser diario, para prevenir enfermedades; algo que es muy poco probable puesto que cuando las personas compran su “novedosa mascotita”, lo primero que hacen es buscar una jaula para encerrar al animalito y adicionan latas vacías de atún o sardina, una para el agua y otra para la comida, y así pasarán 10, 20 y hasta 30 años, sin disfrutar de la libertad que tenían en su bosque.

Por esta razón, te pedimos NO EXPONGAS TU VIDA NI TAMPOCO LA DE ÉSTOS ANIMALITOS.

 

¡PROTEJAMOS LA NATURALEZA!

NO COMPRES ANIMALES SILVESTRES

 

Encuéntranos en Facebook en: http://www.facebook.com/RevistaTierraAdentro


Última actualización el Domingo, 11 de Diciembre de 2011 13:25
 

Encuéntranos en Facebook:

Síguenos en Twitter:

Auspiciante Destacado

Banner
 
 
Banner

 

 

Licencia Creative Commons
Revista Tierra Adentro por www.revistatierraadentro.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-LicenciarIgual 3.0 Unported

 

 

;