Inicio Agricultura El Tomate Riñón, una Buena Elección

Artículos Relacionados


El Tomate Riñón, una Buena Elección PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tierra Adentro   
Jueves, 21 de Julio de 2011 17:59

Por: Ing. Ernesto Almeida


El Agricultor cada año se hace las siguientes preguntas y  reflexiones:

“En mi tierra se cultiva de todo.” , “Sembraré papas, fréjol, maíz, pimiento, cebollas, tomate, etc.”, “Con cuál de los productos voy a ganar más?”, “Dónde voy a vender y a quiénes?”.

Todas estas inquietudes y otras más pueden ser resueltas si ,el agricultor , trabaja con una nueva mentalidad empresarial y asociativa.

El agricultor debe buscar las herramientas técnicas de la información básica que le involucre en el desarrollo de los procesos productivos y de comercialización.

Los agricultores, las asociaciones de agricultores, las cooperativas, los centros agrícolas, tienen que conocer los indicadores de producción como son:

  • Los costos de producción de los cultivos,
  • Los rendimientos por cultivo,
  • El historial de los precios a nivel de productor, local, regional, nacional,
  • La utilidad y rentabilidad que generan  los  procesos de los  cultivos.

Con esta información, al ser correctamente analizada por los agricultores, estarán en condiciones de elegir con menor riesgo los cultivos que les permitan  obtener mayor estabilidad económica. Con este procedimiento se elabora un ranking  de cultivos. Si la elección prioritaria es cultivar tomate, las siguientes actividades se apuntalan en torno a la tecnificación del cultivo.

Otro aspecto que hay que considerar es la dieta alimenticia de la población ecuatoriana. En esta, se aprecia que el consumo de tomate en fresco se realiza todos los días independientemente de la edad del consumidor y se ha transformado en un factor constante de proyección futura. El consumo percápita de tomate en fresco se ha calculado en 4,0 kg por año. Con este valor se puede determinar que el mercado nacional requiere de una producción de 52000 TM  y con los rendimientos nacionales actuales se conseguiría sembrando en un área de 5200 has.

Si en el año 2000 se estimó que la producción nacional de tomate fué de 43000 TM significa que existió una demanda insatisfecha de 9000 TM. Esto quiere decir que para atender las necesidades del consumidor nacional, se tenía que haber sembrado unas 1000has más.

Si consideramos las tendencias hacia la baja de la superficie sembrada y de los rendimientos, evidencia que la capacidad empresarial del agricultor está en juego para captar la demanda del mercado, lo que implica que su profesionalización es urgente y oportuna.

Si los agricultores y sus organizaciones realizan frecuentemente el análisis del comportamiento histórico de los precios, permitirá planear la producción anual de sus cultivos y especialmente del tomate.

Con este análisis se apreciará el impacto de los precios a nivel de productor, del mercado mayorista, del mercado minorista y del consumidor final. Se podrá identificar los periodos de abundancia y de escasez del tomate en las distintas regiones del país. Con estos mecanismos los agricultores podrán orientar la producción por épocas y por mercados.

 

El proceso de comercialización

Empieza paralelamente con el proceso productivo, lo que implica una óptima utilización de los factores  que guardan relación con la cadena agro-productiva (infraestructura, insumos, crédito, asistencia técnica, mercadeo, fortalecimiento gremial, etc).

Si se parte del objetivo fundamental de satisfacer al consumidor final con un producto de buena calidad y con el mejor precio, es indispensable atender con eficiencia la implementación de las diferentes etapas del proceso de comercialización y producción.

Los Agricultores con una nueva actitud estarán en condiciones de entregar y recibir lo que requieren los diferentes agentes  de los procesos, y satisfacer las demandas relacionadas  con  las cantidades y  calidades del tomate riñón.

Con estas consideraciones se podrá negociar en mejores condiciones con los buenos intermediarios a nivel de finca, y atender los requerimientos del mercado local, regional, nacional, e internacional.

El mercadeo  no debe realizarse mediante un esfuerzo solitario dentro de la organización comunal, es imperioso trabajar en forma asociativa, cuyas instituciones  reforzarían las ventajas comparativas y competitivas que poseen los agricultores de este y otro proyectos.

 

Encuéntranos en Facebook en: http://www.facebook.com/RevistaTierraAdentro


Última actualización el Jueves, 08 de Diciembre de 2011 00:49
 

Encuéntranos en Facebook:

Síguenos en Twitter:

Auspiciante Destacado

Banner
 
 
Banner

 

 

Licencia Creative Commons
Revista Tierra Adentro por www.revistatierraadentro.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-LicenciarIgual 3.0 Unported

 

 

;