Inicio Agricultura El Sistema Radicular del Tomate Riñón

El Sistema Radicular del Tomate Riñón PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tierra Adentro   
Miércoles, 14 de Diciembre de 2011 18:40

Por: Ing. Agr. Ernesto Almeida V. / PLANTINES ALVER /  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


Son frecuentes las preguntas que se hacen los agricultores con respecto a los bajos rendimientos del tomate, a la muerte de las plantas en sus diferentes fases de crecimiento, si se deben a la proliferación de plagas y enfermedades, o a la incidencia negativa de los factores ambientales, o por el desconocimiento de los agricultores de las funciones que hacen las raíces en el desarrollo del cultivo.

Para contestar estas inquietudes, es necesario recordar que las plantas tienen distintas fases de crecimiento.

La primera fase de crecimiento vegetativo, se inicia con la germinación de la semilla y luego de cuatro semanas termina con el aparecimiento del primer racimo floral. En este periodo de fotosíntesis es muy activa permitiendo que las hojas se provean de los diferentes nutrientes debido a la acción de las raíces.

 

En la fase reproductiva, cuando aparecen periódicamente las flores y frutos, la raíz deja de crecer, disminuyen las funciones de la raíz y mueren muchas raíces. Dependiendo del balance nutricional, hídrico y sanitario, ( las raíces a partir del octavo y noveno racimo), tiende a existir un equilibrio en crecimiento radicular, debido a un regeneramiento de raíces.

Como estrategia para conseguir un rendimiento productivo y adecuado, es necesario buscar el bienestar de las raíces y de su capacidad de almacenar y transportar los nutrientes.

Durante todo el ciclo productivo del tomate se debe procurar, mediante labores oportunas, que las raíces y pelos absorbentes no dejen de crecer y que exploren mayor superficie de terreno en busca de agua y alimento. Las raíces crecen únicamente donde hay agua. Las raíces no crecen en busca de agua.

El sistema radicular involucra conceptos y definiciones relacionados al tipo de raíz, a su tamaño, a su duración, a su color y a la función que cumple dentro de la planta.

Una planta de tomate esta constituida inicialmente por una raíz principal que generalmente se pierde al transplantarse al suelo.

Las raíces secundarias paulatinamente van suberizándose y tomando un color café claro. Estas no absorben nutrientes, solo absorbe agua y cumple la función de sostén o anclaje.

Las raicillas o pelos absorbentes son pequeñas y de color blanco y están especializadas para absorber agua y nutrientes durante un corto periodo de 14 a 25 días y luego mueren. La proliferación y presencia de estas raicillas debe ser permanente en la planta durante todo el ciclo. En este desarrollo radicular es muy importante la acción de las citoquininas.

La planta de tomate tiene un volumen radicular de 3 (en una escala de 1 a 5) y con una actividad nutricional de seis meses, por lo tanto tiene una alta dependencia por el agua y los nutrientes. Si el volumen radicular es medio o escaso es obvio pensar que las plantas requerirán de una mayor fertilización, procurando siempre que la proliferación de raíces y raicillas sea abundante. Esta característica se acentúa aún más en suelos pobres.

Para tener un sistema radicular abundante, vigoroso, sano que absorba eficientemente el agua y nutriente del suelo, se requiere considerar necesario la presencia de algunos factores como:

  • Presencia de ácidos húmicos y fúlvicos.
  • Acción de microorganismos (bacterias y hongos)
  • De las excreciones de solventes radiculares.
  • Del desprendimiento del CO2 producido por la fermentación de la materia orgánica.
  • Que el suelo presente una buena oxigenación que implique una correcta dotación de humedad.
  • Del suministro de fertilizantes.

Al no observar las condiciones requeridas para que exista un buen sistema radicular estaremos avocados a una serie de situaciones negativas que nos llevaran a reducciones significativas de la producción de tomate.

¿Cuáles son las razones o condiciones que nos llevan a un deficiente desarrollo radicular?

FALTA O PERDIDA DE RAICES

  • Exceso de riego. Asfixia radicular.
  • Compactación del suelo, falta de oxigeno, estoqueo de nutrientes y agua.
  • Alta conductividad eléctrica o acumulación de sales.
  • Falta de agua. Poco crecimiento.
  • Suelos pobres y falta de nutrientes.
  • Uso de aguas contaminadas.
  • Toxicidad de aluminio y magnesio producida por un Ph acido del suelo.
  • Presencia de plagas y enfermedades y pérdida de raicillas activas.
  • Toxicidad de nitratos, nitritos, amonio.

CONTROL

  • El suelo en capacidad de campo y uso de bioestimulantes.
  • Revisar el drenaje del suelo y aportar materia orgánica y bioestimulantes.
  • Manejo de sales sin afectar la división celular.
  • Aporte adecuado del agua de riego.
  • Planes y programas de fertilidad con aplicación de materia orgánica.
  • Revisión y enmienda de la calidad de agua.
  • Evitar el uso de urea y amonio en sus diferentes formas. Aplicar dosis adicionales de fósforo.
  • Controles químicos y biológicos.
  • Adecuado balance del nitrato y amonio.

Los problemas que se han descrito nos llevan a determinar que el sistema radicular está “fatigado o enfermo”. Estas enfermedades del suelo son difíciles de combatir por la intervención negativa de los factores medioambientales.

Los principales factores como: temperatura, humedad, Ph, conductividad eléctrica, textura, estructura, fertilidad del suelo que conjuntamente con los factores genéticos de predisposición de las plantas son los causantes del éxito o del deterioro radicular y de la producción de las plantas.

Las variaciones o stress ocasionadas principalmente por la humedad del suelo es el factor más relevante entre otros, para un pobre desarrollo y producción de las plantas. Cuando las plantas estás continuamente estresadas por falta de agua, su porte es achaparrado, las hojas son escasas, pequeñas y amarillentas. Las hojas, flores y frutos se caen prematuramente perjudicando notablemente el rendimiento de las plantas.

Cuando hay exceso de agua a nivel radicular ocurre el desplazamiento del oxígeno y se producen daños severos y rápidos (en 72 horas) en las plantas, como consecuencia de las siguientes situaciones:

  • Destrucción de las raíces y pelos radiculares absorbentes.
  • Deficiente absorción de agua y nutrientes.
  • Acumulación en el suelo de sustancias tóxicas para las plantas tales como nitritos, acido formico, propionico, butírico y otros.
  • Pérdida de la permeabilidad de las células, que permiten la entrada de metales tóxicos.
  • Presencia de parásitos que obstaculizan la absorción y transporte de agua y nutrientes a las raíces, tallos y hojas, afectando la funcionalidad de las plantas.
  • Proliferación de hongos, bacterias, nematodos y algunos virus que destruyen las raíces antes de que aparezca algún síntoma en la planta.

En el cuadro anterior se aprecian los problemas, como también la forma de controlarlos para superar los respectivos stress. Se aprecia que existen varias soluciones y que la más òptima es aquella que esta orientada a eliminar la causa de la destrucción del sistema radicular.

Para evitar y prevenir la incidencia de estos problemas, se presenta las siguientes sugerencias:

  • Óptima elección del terreno de cultivo.
  • Realizar análisis de agua y de suelo.
  • Preparación oportuna y anticipada del suelo.
  • Aplicación de las enmiendas químicas y orgánicas.
  • Desinfección del suelo para disminuir la incidencia de plagas y enfermedades.
  • Construcción òptima de surcos de riego y camas que eviten los encharcamientos.
  • Reconocimiento oportuno del comportamiento de las plantas para obtener un correcto diagnóstico y determinar el control adecuado.

El agricultor con este tipo de información y ayuda, considero que esta en el camino de desminuir los gastos y lograr mayores rendimientos.

 

 

Última actualización el Miércoles, 14 de Diciembre de 2011 19:19
 

Encuéntranos en Facebook:

Síguenos en Twitter:

Auspiciante Destacado

Banner
 
 
Banner

 

 

Licencia Creative Commons
Revista Tierra Adentro por www.revistatierraadentro.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-LicenciarIgual 3.0 Unported

 

 

;