Inicio Acuicultura LA TRUCHA I, ANATOMIA, FISIOLOGIA Y ETOLOGIA.

LA TRUCHA I, ANATOMIA, FISIOLOGIA Y ETOLOGIA. PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tierra Adentro   
Miércoles, 23 de Noviembre de 2011 15:21

Por: Dr. Fabio Sala


Para iniciar la crianza de cualquier modelo animal es importante antes que nada tener nociones básicas de la especie con la que vamos a trabajar. Por nociones básicas entendemos un poco de anatomía, fisiología, y etología tres disciplinas que juntas dictan los requerimientos de nuestro modelo.

La trucha es un pez con excelentes dotes de natación característica que se refleja en su silueta hidrodinámica con aletas cortas pero fuertes.

La cola o aleta caudal de proporciones notables así como una musculatura caudal fuerte, indican propensión a aceleraciones mientras se vuelven un estorbo a nados prolongados de alta velocidad.

Con estas primeras características morfológicas podemos concluir que la trucha es un animal adaptado a la predación.

Aceleraciones en cortos espacios son típicos de ataques desde locaciones protegidas sean estas rocas, ramas sumergidas o tapetes de algas. Si además inspeccionamos la boca nos encontramos con dientes muy afilados pero no aptos a la masticación con lo cual podemos suponer una función de retención de presas vivas las cuales si no son sujetadas eficientemente tienden a soltarse vanificando la captura.

La piel aparece consistente pero cubierta con escamas de dimensiones reducidas y abundante cantidad de secreción mucosa. Este tipo de piel deberá ser considerada un punto débil del pez ya que su anatomía no aparece adaptada a golpes ni abrasiones. Esto será tomado en cuenta durante su manipulación con redes y chinchorros que deberán ser los mas suaves posibles y sin nudos y serán manejados con extrema delicadeza sobre el animal. Vale la pena recordar que las excoriaciones en la piel son el punto de entrada para agentes patógenos sean estos bacterias o hongos y si bien rara vez causan la muerte del animal tienden a retrazar su crecimiento y dañar su apariencia lo que lo hace menos apetecible para el consumidor.

Internamente nos encontramos con un aparato digestivo breve con alta irrigación. El estómago muscular y los ciegos pilóricos de dimensiones considerables nos hacen pensar en un animal estrictamente carnívoro. Más aún el hígado de grandes dimensiones y el intestino corto y linear nos confirman ese régimen alimenticio.

El aparato respiratorio esta compuesto por branquias que aparecen de tamaño reducido, en relación a la masa corporal, aunque extremadamente irrigadas y muy ramificadas. Un órgano respiratorio con estas características es típico de un pez que vive en aguas altamente oxigenadas y claras. La cantidad de lamelas branchiales evidencia la delicadeza del órgano llamando nuestra atención a posibles problemas de maltrato durante la crianza, sea esto por manipuleo o por condiciones ambientales adversas producidas por la densidad.

Por último notamos como internamente el riñón posee buenas dimensiones y el bazo aparece protagonista en la masa visceral. Esto nos induce a pensar en un animal con un sistema inmunitario activo lo cual es de suma importancia vistas las condiciones de densidad a las que planeamos mantenerlo.

Por lo que se refiere a la fisiología de la trucha un gran número de fuentes bibliográficas nos confirman lo que hemos podido deducir durante la disección del pez. Efectivamente la trucha aparece como un carnívoro estricto con predisposición a aguas extremadamente limpias y de alta oxigenación. Gracias a las características anatómicas de su sistema digestivo es muy eficiente en digerir grasa y proteína mientras carece de una buena reacción fisiológica en el metabolismo de los carbohidratos los cuales tienden a acumularse en el hígado generando problemáticos gránulos de glicógeno.

Textos de veterinaria nos confirman además que nuestro modelo es muy delicado y que su manejo deberá ser muy cuidadoso con especial atención a las infecciones cutáneas y branchiales, estas ultimas responsables de grandes mortalidades en los alevines de nuestros criaderos.

Último punto sobresaliente por lo que se refiere a la fisiología es la plasticidad hormonal de los peces. Este aspecto será retomado en otros artículos cuando se explicará la obtención de poblaciones de solo hembras o poblaciones triploides que sin duda facilitan algunos aspectos de la crianza.

Tomando en consideración la etología de nuestro modelo confirmamos cuanto anteriormente descubierto con práctica y estudio. Vemos como nuestro salmónido se caracteriza por una marcada agresividad característica que gobierna sus hábitos sociales y alimenticios.

A primera vista la trucha aparece como un animal imposible de criar. Si observamos sus relaciones de grupo es evidente su naturaleza agresiva con individuos de su misma especie dando lugar a eventos de canibalismo. Esto sumado a las bajas densidades en las que en su hábitat natural suele ocupar los nichos favorables, nos hace prever lo que podría suceder en condiciones de altas densidades con un fuerte estímulo competitivo y con aguas que por puras y bien manejadas no tendrán las características de un río de páramo.

Afortunadamente la trucha Oncorhynchus mykiss fue uno de los primeros peces a ser reproducido y criado en cautiverio. Gracias a esto las poblaciones de las que disponemos actualmente han sido seleccionadas tomando en cuenta las características necesarias para que su adaptabilidad en nuestras piscinas fuera lo mejor posible.

Actualmente en comercio existen varias poblaciones que, aunque difieren en algunas características menores, presentan características comportamentales y fisiológicas perfectamente diseñadas para nuestras piscinas. Esto hace de la trucha un pez, si bien relativamente complicado en su crianza, al alcance de cualquier aspirante acuicultor con un poco de dedicación y perseverancia.

Encuéntranos en Facebook en: http://www.facebook.com/RevistaTierraAdentro

Última actualización el Domingo, 11 de Diciembre de 2011 13:05
 

Encuéntranos en Facebook:

Síguenos en Twitter:

Auspiciante Destacado

Banner
 
 
Banner

 

 

Licencia Creative Commons
Revista Tierra Adentro por www.revistatierraadentro.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-LicenciarIgual 3.0 Unported

 

 

;